Propuesta para la Dirección del “Seminario Freudiano Bahía Blanca-Escuela de Psicoanálisis” (2015-2017)     

Patricia Pizzini

Introducción


Esta Propuesta de Dirección, que pongo a consideración de todos los miembros del Seminario Freudiano Bahía Blanca-Escuela de Psicoanálisis, tiene como principal objetivo trabajar  sobre los dispositivos de Escuela: Seminario, Cartel, Pase y Jurados de Nominaciones AME y AE para su posterior implementación.
En dicha propuesta subrayo algunos puntos que me parecen cruciales para definir  la estructura de este tiempo institucional, teniendo presente la prudencia que requiere su elaboración. Para alcanzar este objetivo será indispensable la participación efectiva de todos los integrantes de la Escuela y no solo de los integrantes de la Comisión Directiva y Miembros.
Algunas de las preguntas que estimularon mi deseo de presentar este Proyecto fueron referidas a  ¿Qué cambia de la estructura y/o funcionamiento del Seminario Freudiano Bahía Blanca a partir de su Refundación  como Escuela de Psicoanálisis? ¿Por qué los analistas necesitamos hacer Escuela? ¿Cuáles son los fines de una Escuela de Psicoanálisis? ¿Qué es lo nuevo que nos aguarda?

Recordé lo planteado por Jacques Lacan en su Proposición del 9 de octubre de 1967 sobre el psicoanalista de la Escuela: “Escuela no lo es solamente en el sentido que distribuye una enseñanza, sino que instaura entre sus miembros una comunidad de experiencia, cuyo corazón está dado por la experiencia de los practicantes”.
La formación del analista debe ser pensada en relación a la transferencia de trabajo y justamente los colegas con quienes trabajamos funcionan como “algunos otros” -que no son cualquiera- ante los cuales el analista se autoriza.
Una de las funciones de una Escuela es la de brindar alguna garantía a partir de la cual se sancione la validez de una formación suficiente para conducir un análisis hasta su fin y para ello  creo necesario promover dispositivos, espacios de trabajo, en los que de la participación de cada analista puedan darse y leerse las pruebas de esa formación y una posición enunciativa propia de la ética del analista.

Al decir de “cada” analista planteo el reconocimiento de las diferencias. Una Escuela no pretende hacer serie entre hipotéticos iguales. Va de suyo entonces que hablo de una formación que implica la experiencia de la división a que nos convoca la palabra y dentro de la Escuela y que hace a la singularidad de cada quien.

Lo que está en el centro de esta propuesta de Escuela es la formación del analista y la transmisión del psicoanálisis, con el fin de contribuir a su desarrollo, articulando el psicoanálisis en extensión (en tanto “la Escuela presentifica al psicoanálisis en el mundo”) y el psicoanálisis en intensión (“el  análisis del analista que prepara a sus operadores”). De dicha articulación algo siempre resta y de eso que resta es con lo que se espera hacer Escuela.

Luego de haber transitado por distintos lugares de trabajo en el seno del Seminario Freudiano Bahía Blanca, hoy devenido Escuela de Psicoanálisis, puedo dar testimonio de una transmisión fundada desde los comienzos hasta hoy, en la ética del deseo. Apostamos  a una formación basada en el trípode freudiano que fue transmitiéndose paso a paso a las generaciones siguientes, formación singular para cada uno basada en el análisis personal, el análisis de control y la formación teórica.

No puedo dejar de mencionar los efectos en nuestra comunidad y fuera de ella,  de esta transmisión iniciada hace más de veinte años y de una clínica cuyo efecto en el analizante es un modo diferente de transitar la vida.

La prueba de una enseñanza que tuvo efecto de transmisión, puede leerse en los diferentes espacios de trabajo que se fueron  proponiendo a lo largo del tiempo por los miembros, carteles, grupos de lectura, grupos de investigación, jornadas, seminarios, que cada uno va efectuando en nombre propio y acorde a su tiempo de formación. Transferencias de trabajo que permitieron el intercambio entre nosotros y con una pluralidad de maestros, el crecimiento del número de miembros, y fundamentalmente  el avance de los propios análisis dieron como resultado este tiempo en el que nos encontramos, que reclama, en algunos aspectos, otro modo de funcionamiento. Extenso camino que no estuvo exento de trabas, impasses, síntomas…
Es evidente que  no es suficiente para una Escuela que pretenda formar analistas, organizarse solo en torno a la enseñanza. Hoy nos encontramos en otro tiempo.

A continuación, pongo a consideración de todos los miembros del Seminario Freudiano Bahía Blanca-Escuela de Psicoanálisis, el fundamento de esta propuesta, los ejes y los objetivos de trabajo.

Fundamentación

Lacan funda su Escuela en los dispositivos de Cartel, Pase y Seminario en un intento de acotar los efectos de grupo, las jerarquías y los saberes cristalizados.
A partir de la Proposición del 9 de Octubre plantea “el psicoanalista se autoriza a partir de él mismo, pero esto no excluye que la Escuela garantice que un psicoanalista surge de su formación”.

En dicha Proposición queda planteada la articulación entre el análisis en intensión con el análisis en extensión, a partir de colocar como eje de la Escuela la investigación de la práctica centrada en el análisis del analista.

Nuestra Escuela ya cuenta con los dispositivos de Cartel y Seminario. Resta  investigar y poner en funcionamiento el dispositivo del Pase y el trabajo sobre las Nominaciones, acorde a la singularidad de nuestra Escuela.

La propuesta de esta gestión es avanzar en la investigación del análisis del analista, tarea que considero permanente para una Escuela.

La Propuesta de Dirección tiene 3 ejes centrales

  • Puesta en marcha de los dispositivos de Escuela.
  • Lazo social entre analistas.
  • Avanzar en los aspectos teóricos de la obra de Jacques Lacan.

 

Objetivos de la Propuesta

  • Promover espacios de trabajo, ya sea bajo el modo de Cartel, Grupo de Investigación, o aquellos que los miembros interesados  decidan, que nos  permitan reflexionar sobre  los dispositivos que tenemos que poner en marcha e investigar sobre  la experiencia de otras Escuelas al respecto, con el fin de debatir y decidir el modo  más conveniente de implementarlos en nuestra Escuela.

  • Trazar los ejes de la nueva estructura de Escuela  en la distinción entre grados y jerarquía.

  • Investigar el funcionamiento de Jurados de AME y AE, con el fin de crear en nuestra Escuela  dos Jurados de Nominaciones: uno para nominar a aquellos que la Escuela  les reconoce formación suficiente y otro con el       objetivo de investigar el fin del análisis dentro del dispositivo del Pase.

  • Trabajar los temas mencionados en jornadas, intercambiando con otras Escuelas que cuenten con experiencia en estos dispositivos.

  •  Recrear y reinventar nuestros espacios y dispositivos de formación y          transmisión cuando estos lo requieran,  luego de una detenida lectura de los síntomas si los hubiere.

  • Propiciar el lazo social entre analistas, poniendo a “trabajar” el síntoma para hacer de las diferencias producción y avance del discurso psicoanalítico.

  • Constituir una comisión de miembros para reformular aquellos puntos de  los Lineamientos Internos (Estatutos) vigentes hasta hoy, con la finalidad de adaptarlos a la estructura de Escuela y que sean votados en Asamblea.

  • Promover la lectura, discusión y avance de la teoría en un clima de intercambio y mutuo respeto por las diferencias.

  • Estimular un trabajo articulado entre las distintas Comisiones/Carteles que responda  a los ejes planteados por  esta Propuesta contribuyendo a un trabajo de Escuela.

  • Continuar promoviendo la apertura del Seminario Freudiano Bahía Blanca-Escuela de Psicoanálisis a través del intercambio con otras instituciones de nuestra ciudad y fuera de ella, abriendo espacios de trabajo con otras disciplinas, definiendo un eje de enseñanza que invite a la participación activa de  nuevos miembros  interesados en iniciar su formación y propiciando la difusión de las actividades de la Escuela.

 Sobre las Comisiones y Carteles

Comisión Directiva:

La lectura de este tiempo de Escuela fundamentó el proyecto que presento. En esta propuesta de Dirección solo subrayo los puntos que me parecen cruciales para este tiempo de Refundación. Queda abierta a las sugerencias de todos los miembros.

Comisión de Enseñanza:

la función de transmisión del psicoanálisis es una de las tareas que vertebra nuestra Escuela en la  formación de psicoanalistas, pero excede el marco de esta Comisión y requiere del compromiso de todos los miembros de la Escuela.

Es interés de esta gestión continuar con el desarrollo de Seminarios teniendo en cuenta una oferta  temática que contemple  la diversidad en los tiempos de formación, ya sea de los miembros que integran nuestra Escuela como aquellos que aún no forman parte de ella pero que  participan de las actividades que proponemos.

Continuaré impulsando todos aquellos espacios que cada uno quiera tomar bajo su responsabilidad, en nombre propio y acorde a su tiempo de formación.

Si fuera necesario se convocará  a una Asamblea para debatir en que se podría mejorar el curso de la actividad de enseñanza en la Escuela.

Me parece importante en la medida de nuestras posibilidades retomar espacios de formación y de interlocución con analistas de otras Escuelas.

Propongo sostener un Seminario de Escuela, con frecuencia mensual, el que  consistirá en una puntuación llevada a cabo cada vez por un miembro de esta Escuela, sosteniendo en acto la transmisión. El tema se informará oportunamente o bien será consensuado por los miembros.

Comisión de Entrada y Permanencia:

Si bien el número de pedidos de entrada ha ido “in crescendo” en los últimos tiempos, pensar la permanencia es algo que nos debemos.

Propongo que esta Comisión no quede restringida  solo a realizar entrevistas de Entrada o a convocar a  los miembros, cuando adeudan las cuotas correspondientes, a dar sus razones.
Sugiero que se diseñen nuevos espacios para repensar la permanencia activa de los miembros de nuestra Escuela y definir dispositivos que permitan un acompañamiento inicial a quienes han pedido la entrada y  decidido iniciar su formación en nuestra Escuela.

Comisión de Prensa y Difusión:

Comisión de decisiva importancia para dar a conocer las actividades de nuestra Escuela. Para este fin será necesario   mantener actualizada  la página Web  y  continuar disponiendo del uso de Facebook, sin desestimar los medios gráficos, radiales y audiovisuales de nuestra comunidad y el diseño de afiches y volantes.

Comisión de Biblioteca:

Continuaré apostando a la ampliación de nuestra biblioteca y los servicios relacionados con ella, estimulando las publicaciones de los miembros y la adquisición de nuevos materiales.

Comisión de Extensión:

Es una de las comisiones dedicada a la transmisión del psicoanálisis realizando enlaces con otras instituciones, sosteniendo espacios de intercambio con otras disciplinas.

Cartel de Carteles:   

Sostiene su práctica en continuar con la afirmación del Cartel como base de nuestro lazo social y también como puerta de entrada a la Escuela, en lo que se ha llamado “inscripción de un cartel”.
Este Cartel promoverá la formación de Carteles y grupos de investigación.

Seguiré apostando al Cartel como órgano de base de la formación del analista, aunque no excluye otros dispositivos de trabajo.

Comisión de Escrituras:

Dicha Comisión contará con todo el apoyo de esta gestión para continuar promoviendo las publicaciones de los miembros.

Su función es transmitir el deseo de poner a trabajar la escritura. Los escritos también hacen Escuela al darse a leer.

Escrituras es uno de los medios con que contamos desde hace mucho tiempo para cumplir con la función de transmisión del psicoanálisis y de propiciar nuevos lazos transferenciales con nuestra Escuela.

Para concluir, considero de suma importancia reforzar nuestra participación en la Reunión Lacanoamericana de Psicoanálisis y en sus Actividades Preparatorias, como también comenzar  pensar  la decisión de participar del Movimiento de Convergencia evaluando el compromiso que significa formar parte de él.
La Reunión Lacanoamericana de Psicoanálisis y  Convergencia Movimiento Lacaniano por el Psicoanálisis Freudiano, hacen a la extensión del psicoanálisis.

En mi postulación para Presidente de Seminario Freudiano Bahía Blanca-Escuela de Psicoanálisis, me acompañarán, si ustedes aceptan la propuesta, María José Alvado, Mariano Romero, Verónica Fernández y Flora Bariani.

Bahía Blanca 4 de agosto de 2015